Si nos centramos en el largo/medio plazo, el par de divisas euro-dólar a seguido un canal ascendente desde principios de Abril.

Los precios mostraron cierta impulsividad bajista tras hacer máximos en niveles cercanos a 1.20 (R1), revirtiendo de esta manera la situación.

 

Tras superar la banda inferior del canal el día 25 de septiembre, se prevé un escenario bajista con objetivos cercanos a la media exponencial largoplacista de 200 sesiones.

Antes de llegar a dichos niveles, el precio tendrá que luchar contra el soporte en niveles cercanos a 1.165 (S1) y por consiguiente prolongar su caída, buscando de esta forma el cumplimiento de la proyección del Hombro-cabeza-hombro múltiple en niveles cercanos a 1.156 (S2).

 

 

Si apoyamos nuestro análisis en el indicador Williams percent range, este nos confirma el cambio de tendencia a bajista ya que estamos en zona de sobreventa. Estaremos pendientes al agotamiento en dicha zona ante la posible corrección alcista que pueda surgir a corto plazo.

Da igual manera hay que prestar atención a la línea inferior del canal de Keltner.

En el gráfico diario coincide con el nivel de soporte S1. Si el cuerpo de la vela rompe dicha banda apoyara con contundencia la idea de una posible caída de precios durante las próximas sesiones.