Cuando hablamos de Rally de Santa Claus estamos haciendo referencia a una subida en los mercados financieros experimentada entre un periodo de entre dos o tres días antes de las navidades hasta comienzos de año nuevo.

Se atribuye normalmente a la anticipación de los inversores a la entrada del nuevo año, con la consiguiente inyección de gran cantidad de fondos al mercado.

Los analistas suelen tener diversas explicaciones que mencionaremos a continuación:

  • Motivos jurídicos: las perdidas de final de año pueden contrarrestar otras operaciones con ganancias
  • Instituciones financieras y fondos mutuos que procuran estar totalmente invertidos para el año nuevo
  • Si a final de año acabamos de manera optimista auguraremos un inicio de año con más positivismo.
  • Los empleados cobran la paga navideña y lo suelen invertir en bolsa.
  • En temporada navideña los inversores mas potenciales suelen estar de vacaciones, el mercado tiene por lo tanto menos volatilidad y los pequeños inversores pueden llevar a cabo estrategias basadas en la lateralidad.

Podemos englobar un periodo mas amplio, si revisamos años anteriores, desde Noviembre se empiezan a notar movimientos alcistas en los mercados.

¡No olvidéis que toda estadística tiene su excepción!

No siempre se cumple que los mercados suban llegados a estas fechas como sucedio por ejemplo, entre 1977 y 1978. Durante estos años el mercado cayó más del 6%.

Los mercados presentan en muchas ocasiones comportamientos que históricamente se repiten y cuya lógica reside en el comportamiento que sigue la masa de la gente en ciertas fechas.

¡Saquemos partido de los patrones que se repiten con el paso de los años!

Es interesante no despreciar estrategias que se basen en probabilidades históricas para realizar operaciones. Como siempre no debemos basar nuestras decisiones en una única fuente, siempre será imprescindible que haya otros fundamentos que lo apoyen, como podría ser el análisis técnico.

¿Este año vais a pedir regalo a Santa Claus o a los reyes magos 🙂 ?