La idea principal de esta estrategia es intentar acortar las pérdidas de las falsas trampas. Si abrimos posiciones largas y los precios no consolidan la ruptura de la resistencia, entonces nos saltaría el stop de toda la posición. La idea es acotar las pérdidas entrando con la mitad de la posición (la que cada uno considere oportuno, teniendo en cuenta su capital y perfil) y, si consigue consolidar niveles, dar entrada a la otra mistad de la posición.

Lo negativo de esta estrategia es que cuando los precios rompan la resistencia, no consoliden y sigan su recorrido alcista, en este caso no entraríamos con la segunda posición y sólo tendríamos la mitad de la posición abierta.
En este caso tendremos que sopesar qué es lo que queremos, más riesgo o más seguridad.

Ejemplo gráfico: