A continuación les detallo la estrategia propuesta al final del seminario. Recordad que para poder hacer Fibonacci, necesitamos ver agresividad en el movimiento, ya sea alcista, o bajista.

Tengan en cuenta que el ejemplo es orientativo en cuanto a patrimonio, cada uno deberá llevar dicha estrategia a su cartera y con el activo con el que más cómodo se sienta.

Dividiremos nuestra posición en tres entradas de igual volumen.

Dibujado el movimiento y hecho el Fibonacci, empezamos con la estrategia:

  1. Realizaremos nuestra primera compra en el 62% del Fibonacci. Una vez realizada dicha compra, los precios pueden empezar a subir (si esto ocurre desharíamos la posición en el 100% del Fibonacci) o seguir bajando.
  2. Si los precios siguen cayendo, realizaríamos la segunda compra en el 50% del Fibonacci. Una vez realizada dicha compra, los precios pueden subir (si esto ocurre desharíamos la mitad de la posición que llevamos hasta el momento en el 100% del Fibonacci, colocaríamos un Stop Profit y dejaríamos correr las ganancias haciendo de este stop, dinámico) o seguir bajando.
  3. Si los precios siguen cayendo, realizaríamos la tercera y última compra en el 38% del Fibonacci. Una vez realizada dicha compra, lo primero que haríamos sería colocar un Stop Loss y a continuación los precios pueden  subir (si esto ocurre desharíamos la mitad de la posición en el 100% del Fibonacci, colocaríamos un Stop Profit y dejaríamos correr las ganancias haciendo de este stop, dinámico) o seguir bajando y saltaría el Stop Loss.

 

Con esta estrategia pueden pasar tres cosas claramente definidas:

  1. Los precios dibujan el movimiento agresivo, consolidan a continuación y vuelven de nuevo a seguir con la tendencia previa (este es el escenario más probable). Tendría un resultado positivo.
  2. Los precios dibujan el movimiento agresivo, no consiguen consolidar y pierden el 38% del Fibonacci, saltando, por lo tanto, el Stop Loss. Tendría un resultado negativo.
  3. Los precios dibujan el movimiento agresivo, consolidan precios, intentan superar el 100% del Fibonacci, sin conseguirlo, vuelven de nuevo a bajar a apoyarse al soporte, vuelven a intentar atacar resistencias, vuelven a bajar a soportes y así sucesivamente durante un tiempo. Este escenario tendría un resultado claramente positivo.

Lo más importante de esta estrategia, no es el beneficio monetario (que también es importante) si no que poco a poco vamos ganando en confianza.

Esta estrategia vale para cualquier activo, cualquier timeframe y tanto para movimientos alcistas, como bajistas, siempre que haya agresividad.