Regulación

Debido a la gran cantidad de brókers que existe, lo más probable es que a la hora de elegir uno te asalten dudas, y más si no se tiene la suficiente experiencia.

Es por esto que vamos a señalar alguno de los aspectos a tener en cuenta para tomar esta decisión.

El factor que consideramos más importante de analizar antes de elegir un bróker es la regulación que éste tenga y en qué país se encuentra dicha regulación. El que esté regulado nos aportará una mayor fiabilidad, transparencia y seguridad.

Existen diferentes organismos reguladores. Algunos de los más importantes son los siguientes:

  • FCA (Financial Conduct Authority). Regula la conducta de más de 56000 empresas de servicios financieros en el Reino Unido, con el objetivo de asegurar el trato justo a los consumidores y el buen funcionamiento de los mercados financieros. Es una de las regulaciones más exigentes.
  • CySEC (Cyprus Securities and Exchange Commission). Es la autoridad encargada de supervisar las transacciones de los inversores en los diferentes mercados financieros, con el marco reglamentario vigente en Chipre
  • CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Es el organismo español encargado de supervisar e inspeccionar la actividad de aquellos que intervienen en los mercados de valores españoles.

Como ya hemos comentado, un bróker regulado por la FCA, aporta una serie de garantías, como puede ser la segregación de los fondos de los clientes. Estos fondos se encuentran en una institución de crédito regulada en el Espacio Económico Europeo (EEE), completamente separados de los fondos de la empresa. Esto garantiza que los fondos de los clientes no puedan ser utilizados por el bróker y que tengan acceso a ellos siempre que quieran.

Por último, no debemos olvidar mencionar la Política de Protección de Balance Negativo. Supone una protección extra frente a las posibles pérdidas, además de aquellas medidas que pueden tomar los traders para protegerse, como los Stop Loss. El Stop Loss se trata de una orden de cierre, tanto de una orden de compra o de venta previa, que se activa cuando el precio alcanza ese valor determinado por el trader, y por tanto se limitan las pérdidas. Sin embargo en ocasiones esto no es suficiente, ya que si se da un gap o brecha de mercado, la cuenta puede quedar con saldo negativo.

Gracias a la protección de balance negativo, se devolverían a la cuenta del cliente los fondos perdidos, hasta igualarla a cero. Es por esto que el encontrar un broker que cuente con este tipo de protección aporta una mayor seguridad y tranquilidad en el trading.

Tipos de ejecución

  • Market Maker: en los broker market maker, las operaciones no se lanzan al mercado, sino que se realizan en la mesa de operaciones del bróker. Esto implica la creación de un mercado, por lo que los clientes pueden comprar y vender en cualquier momento, convirtiéndose el bróker en la contraparte en la transacción en el caso de que no se encontrase una operación en sentido contrario.

Aspectos positivos: las operaciones se podrán ejecutar con una disponibilidad máxima.

Aspectos negativos: puede surgir un conflicto de intereses al actuar el bróker como contraparte de la operación.

  • ECN y STP: este tipo de bróker no tiene mesa de negociación, por lo que no actúan como contraparte. Simplemente son intermediarios entre los clientes y los proveedores de liquidez.

Aspectos positivos: no existe conflicto de intereses.

Aspectos negativos: es posible que en ocasiones no se encuentre una operación en sentido contrario, por lo que no se podría llevar a cabo esa transacción.