Soporte: Zona por debajo del mercado donde la fuerza de la demanda supera a la fuerza de la oferta, lo que produce una detención del movimiento bajista y posteriormente un repunte al alza de los precios.

Resistencia: Zona por encima del mercado donde la fuerza de la oferta supera a la fuerza de la demanda, lo que produce una detención del movimiento alcista y posteriormente una caída de los precios.

El mercado no se suele detener en un precio concreto, sino en torno a una zona. La fortaleza o importancia de un soporte o resistencia es mayor cuantas más veces haya actuado con eficacia en el pasado. Los números redondos suelen ser zonas de soporte y resistencia cuando los movimientos de los mercados son nuevos (subida o bajada libre). Un soporte roto sirve como resistencia y viceversa.

Una cosa a tener en cuenta es que los niveles de soporte y la resistencia no son cifras exactas. Muchas veces verás un nivel de soporte o resistencia que aparece roto, pero después descubres que el mercado estaba testeándolo. Con los gráficos de velas, las lineas de  soporte y resistencia suelen estar marcadas por las sombras de las velas.

 

 

¿Cómo podemos realmente saber si el soporte o la resistencia está roto?

No hay respuesta concreta a esta pregunta. Algunos argumentan que el nivel de soporte o resistencia se rompe si el mercado cierra por encima de ese nivel. Sin embargo encontrarás que en muchas ocasiones no se cumple este caso.

Por lo tanto, para ayudarte a separar estas falsas rupturas, debes asumir que el soporte y la resistencia son el reflejo de “zonas” en lugar de números concretos. Una manera de ayudarte a encontrar esas zonas es trazando el soporte y la resistencia en un gráfico de líneas en lugar de un gráfico de velas. La razón es que el gráfico de líneas sólo muestra el precio de cierre, mientras que las velas muestran los extremos máximos y mínimos. Estos máximos y mínimos  pueden ser engañosos porque muchas veces son sólo reacciones emocionales  del mercado.