A la hora de gestionar tenemos que tener en cuenta distintos aspectos ya vistos, como el análisis que hacemos sobre los mercados, los aspectos psicológicos que influyen en nuestra operativa y por último, y no por ello menos importante, la gestión del riesgo. Si realizamos estas tres cosas correctamente, podemos garantizar que el nuestro será un trading de éxito.

Para esto es muy útil trabajar con el diario de trading y con la calculadora de rentabilidad. Ambas son herramientas que nos ayudan a tener éxito en nuestras operaciones y que, por desgracia, pocos inversores realizamos, supongo que esta es una de las razones por las que el 80% de la gente que invierte en bolsa obtiene pérdidas en sus balances de resultados.

Siempre he dicho, y repetiré, que uno de los principales problemas que tenemos a la horade analizar la gestión del riesgo en nuestras carteras es que en el momento que abrimos una cuenta y la capitalizamos, nuestro objetivo principal es obtener beneficio al primer minuto y es ahí donde erradica el principal fallo, ya que nuestro objetivo principal tiene que ser preservar el capital y, una vez que sabemos cómo preservarlo, podremos ver la posibilidad de multiplicarlo.

En mis seminarios hago alusión a la batalla de los espartanos en la guerra de las Termópilas y a que nuestra mentalidad con los mercados tiene que ser muy similar, mucha disciplina y trabajo duro. Los espartanos se movían en bloque, unidos y sin descuidar ningún flanco.

Siempre en posición defensiva y únicamente atacaban cuando veían una oportunidad real de éxito para dicho ataque. Nuestra mentalidad con nuestras carteras tiene que ser similar, atacar cuando veamos buenas oportunidades en el mercado y, mientras tanto, trabajar para ver cómo preservar nuestro capital.

Sólo así alcanzaremos el éxito.
Esto no quiere decir que tengamos mentalidad “amarrategui”, ni conservadora, ni nada por el estilo, simplemente que es la fórmula para tener éxito en nuestras inversiones.

 

Los puntos más importantes en la gestión del riesgo son:

  • No puedes hacer fortuna si pierdes la mayoría del capital de tu cuenta en algunas malas operaciones.
  • Primero necesitas aprender a no perder todo tu capital.

Gestión del riesgo según la tendencia

  • Hay que seguir las tendencias. La tendencia es nuestra amiga
  • Los grandes inversores son los que dibujan la tendencia. Ir con la tendencia y nunca en contra de ella
  • Hacer un análisis correcto antes de operar. No hay que apresurarse para operar
  • Existen oportunidades de trading en todo momento. Incluso en intervalos de 1 minuto

Gestión del riesgo según la temporalidad

  • No perseguir el precio, esperar a que este venga a nosotros
  • Hay que utilizar el análisis técnico, no hay que inventarse soportes y resistencias
  • Los mercados siguen adelante
  • Hay que buscar la combinación entre el Análisis Técnico y el Análisis Fundamental
  • En algunas ocasiones, no tener posiciones, supone estar en ganancias

Coste de oportunidad

  • Hay que vigilar el tamaño de la posición
  • Ser cuidadosos con el apalancamiento
  • Buscar una correcta correlación
  • Tener en cuenta los costes totales
  • Ver bien las horquillas (spreads) de los activos con los que estamos operando