Figuras de cambio de tendencia

Las figuras de cambio de tendencia vienen a ser figuras de cambio en los movimientos. Los precios realizan movimientos contrarios a la tendencia actual y la tendencia cambia de dirección. Si anteriormente había una tendencia alcista, tras esta formación, los precios cambian a tendencia bajista y viceversa.

Estas figuras se suelen formar en un periodo de tiempo mayor que las de consolidación. Hay diversas figuras de cambio de tendencia, las principales son las que detallamos a continuación:

Cuña

Es una figura de continuación de tendencia similar al triángulo, aunque con una diferencia: En la cuña las dos líneas que van delimitando esta figura tienen la misma dirección (alcista o bajista) aunque con distinta pendiente. La cuña se forma en dirección contraria a la tendencia: Si la tendencia es alcista, la cuña que se forme tendrá una pendiente bajista, pero una vez que se rompa la figura, la tendencia seguirá siendo alcista.

Bandera/Banderín

Es la figura más fiable de continuación de tendencia, ya que en muy pocas ocasiones va seguida de un cambio de la misma. Las banderas aparecen tras periodos de subidas o bajadas muy rápidas y son tramos de relajación de la tendencia previa. Pueden ser contrarias a la tendencia anterior o laterales (en este caso también se les llama canal lateral de consolidación) ambas son igual de fiables y para ambas el objetivo es el mismo.

Una variante a la bandera es el banderín de consolidación, se trata de una formación en cuña, con una zona de soporte más o menos fija y una tendencial dinámica claramente bajista.
El objetivo, tanto de la bandera, como del canal lateral, suele ser la proyección del ancho del canal en cuestión. Por otro lado, el objetivo de la formación de banderín es la proyección de la parte más ancha de dicha cuña.

Figuras de cambio de tendencia

Las figuras de cambio de tendencia vienen a ser figuras de cambio en los movimientos. Los precios realizan movimientos contrarios a la tendencia actual y la tendencia cambia de dirección. Si anteriormente había una tendencia alcista, tras esta formación, los precios cambian a tendencia bajista y viceversa.
Estas figuras se suelen formar en un periodo de tiempo mayor que las de consolidación. Hay diversas figuras de cambio de tendencia, las principales son las que detallamos a continuación:

Suelo o techo redondeado

Los precios describen una curva lenta, en forma de U, anticipando el cambio de tendencia. Esta figura puede darse abajo (suelo redondeado) o arriba (techo redondeado).

Triángulo expansivo

Los precios se expanden, con una zona de soporte fija. Cuando rompe la zona de soporte, se confirma la formación. Es una formación que no suele darse, pero cuando se da, es fiable.

Doble techo

Doble ataque a zonas de techo o suelo, respectivamente, sin éxito. Los precios buscan mínimos o máximos anteriores, perforándolos, a la baja en el caso de un doble techo, o al alza, en el caso de un doble suelo, confirmando así el movimiento de cambio de tendencia.

Doble suelo

 

Se trata de las formaciones más comunes y fiables del Análisis Técnico.
En este caso podemos acompañar a dicha formación las perspectivas en cuanto a indicadores relevantes. En el caso del volumen debería ir acompañando a dicha formación, con volumen decreciente en los apoyos hacia el soporte (doble suelo) o la resistencia (doble techo) y con volumen creciente una vez que los precios salgan de las zonas mencionadas.

Normalmente vienen acompañados de movimientos de consolidación que sirven para confirmar la formación de cambio. Dichos movimientos se conocen como Pull Back (tras un doble techo) o Throw Back (tras un doble suelo). Más adelante mencionaremos más sobre dichos movimientos.

Hombro Cabeza Hombro

 

Hombro Cabeza Hombro (invertido)