Archivos de Categoría: Renta variable

Valores calientes de la semana

PRODUCTOS BAJISTAS
– BBVA: El activo financiero actualmente se encuentra definiendo una figura chartista en los niveles máximos de 7.58 EUR y mínimos de 7.34 EUR, por lo que el objetivo bajista sería el nivel de 7.35 EUR, ya que las tensiones internas con Cataluña arrastra al sector financiero español-
– TELEFONICA: El precio actualmente se encuentra recuperando el impulso alcista que definió el 27 de septiembre, por lo que el objetivo del precio podría estar en la media de 14 peirodos en l nivel de 9 EUR
– ABENGOA: No hay claridad en los mercados con respecto a esta entidad, pero tampoco por parte de la entidad, ya que  no hacen declaraciones que hagan que los precios se tomen un respiro, al menos de corto plazo. Seguimos viendo como el papel sigue siendo mayor que el dinero y, hasta que eso no cambie, no podremos ver una modificación de la tendencia.
PRODUCTOS ALCISTAS
– INDITEX: Dada la recuperación que está desarrollándose en el sector el precio podría estar definiendo un cambio de tendencia en el nivel de 31.3 EUR con el objetivo de la media de 200 periodos atacando el nivel de 32.3 EUR

– Meliá Hoteles: De cara a los últimos periodos el sector hotelero y turístico está protagonizando una recuperación, por lo que a corto plazo podremos esperar una subida del precio de las acciones atacando la media de 200 periodos en el nivel de 12.3 EUR por acción
– DIA: Las referencias macroeconómicas acompañan a ver una recuperación en compañías del mismo sector y, por tanto, compañías como Dia se podrían ver beneficiadas de esta situación en el corto plazo.

CFDS vs Futuros

¿Qué son los CFDs?

Los Contratos por Diferencia (CFDs) son contratos que se realizan entre dos partes para intercambiar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un determinado activo financiero, sin poseer éste. El precio del CFD está vinculado al de su subyacente, el cual cotiza en un mercado organizado. Estos subyacentes son las acciones, futuros, materias primas, etc.

Se trata de productos apalancados. Esto significa que se ofrece una exposición a los mercados exigiendo al inversor que aporte únicamente un margen del valor total de la operación.

Ventajas CFD frente a futuros

  • Una de las ventajas de los CFDs es que no tienen fecha de vencimiento, se liquidan cuando el inversor lo desee. Por el contrario, los futuros sí que la tienen, lo cual significa que una vez terminada dicha sesión, aquellos contratos de futuro que sigan abiertos serán liquidados.
  • Otro aspecto positivo es que las comisiones son inferiores a las de los futuros.
  • En cuanto a la flexibilidad, los CFDs no exigen un número mínimo de títulos, lo cual sí que ocurre en el caso de los futuros.
  • La cuarta ventaja sería el fraccionamiento. Los CFDs ofrecen la posibilidad de fraccionar el tamaño de la operación adaptando la cantidad invertida al tamaño de la cuenta o al riesgo máximo que se quiera asumir como inversor. Sin embargo, con los futuros no existe esta posibilidad.
  • Finalmente, en un supuesto de reparto de dividendos, el  inversor de CFDs mantiene todos los derechos económicos en el caso de que se encuentre en una posición alcista. Si, en cambio, su posición de mercado en el momento del pago del dividendo es bajista, deberá abonar la cantidad que corresponda. La diferencia con los futuros, es que estos últimos no poseen derechos económicos.

¡Cuidado con el volumen de contratación!

La jornada de ayer 11 de Septiembre debería destacar por el buen comportamiento de las bolsas europeas y americanas, en general por el buen comportamiento de los mercados de renta variable, pero nada más lejos de la realidad, lo que destaca en la jornada de ayer (jornada sin referencias macro-económicas relevantes) es el escaso volumen de contratación que protagonizaron los mercados.

Tratándose de una jornada en la que los índices de renta variable protagonizaron impulsos superiores al 2%, el volumen de contratación debería haber sido mayor que en jornadas anteriores y mayor que la media, pero no ocurrió así, ni si quiera consiguió llegar a niveles de volumen vistos en la jornada del viernes.

Podríamos achacar todo esto a la ausencia de referencias macroeconómicas y que eso deje una volatilidad baja en los mercados, pero viendo lo que aconteció la pasada semana en el BCE y que las declaraciones de Mario Draghi fueran encaminadas a posponer las acciones a la próxima reunión del grupo (26 de octubre) tendríamos que haber visto más volumen y, si no ha ocurrido así, me hace pensar en un miedo generalizado a darle continuidad a dichos impulsos en el mercado, por lo que, hasta que no veamos un aumento del volumen de contratación, no podremos hablar de subidas fiables. Esto no quiere decir que los mercados no puedan generar impulsos de corto plazo y atacar resistencias que comentábamos la semana pasada, pero la incertidumbre sigue sobrevolando los mercados de renta variable.

Pese a todo esto, los apoyos en niveles de soporte de corto plazo, han sido buenos y eso le da cierta tranquilidad.

Noticias