Las malas noticias en cuanto a referencias macroeconómicas de Alemania están lastrando más a nuestros precios que a los suyos, por la repercusión negativa que tiene en sector frágiles y débiles en nuestra economía, como el consumo o el financiero.

Los recortes en compañías como BBVA, Santander, Telefónica, Inditex u OHL están dejando a un selectivo español, Ibex 35, sin posibilidades de superar con fuerza y consolidando los niveles de 10.000 puntos que tanto le está costando en el corto plazo.

Todo ello pese a las más que probables Opas que tenemos encima de la mesa:
1. Colonial Axiare
2. Abertis-ACS-Atlantia
3. Grupo Barceló-NH

Esto genera interés en los distintos sectores a los que pertenecen las compañías en cuestión y eso debería ser bueno para los precios de renta variable, sin embargo, compañías importantes y con gran peso en nuestro selectivo, están lastrando los precios sin capacidad de ver una recuperación en el corto plazo, lo que hace que los precios del Ibex no consigan instalarse por encima de los 10.000 puntos con solvencia.

Por todo esto, los niveles a vigilar siguen siendo los 10.200 y 10.400 como resistencias de corto plazo, mientras que los niveles de soporte siguen reflejándose en los 9.800 puntos.
Estaremos atentos a próximas referencias macroeconómicas para valorar el comportamiento de los precios en el corto plazo y los movimientos con vistas a ver si finalmente consigue dejar atrás los 10.000 puntos y atacar resistencias principales.

El gran problema es que no hay entrada de dinero (dinero comprador) y así es muy difícil que veamos movimientos impulsivos.

Estaremos muy pendientes de la principal nación europea. Alemania esta entrando en territorio desconocido debido en parte a que el fracaso de las negociaciones entre cristianodemócratas, liberales y ecologistas para formar gobierno deja muy pocas posibilidades, la posibilidad de repetir elecciones está ganando cada vez más fuerza.

Veremos como puede afectar estos acontecimientos al devenir en los mercados financieros.